Insólito: un luchador sueco no acepta la medalla, y la tira

Inconforme, Ara Abrahmian casi se come a los jueces

De todo puede pasar en el mundo de la lucha. Una muestra es lo que hizo el sueco Ara Abrahamian. Ver para creer.

Al europeo no le gustó nada recibir una medalla de bronce y fue tanta su inconformidad que decidió quitársela y ponerla en el tatami durante la ceremonia de premiación en la división de 96 kilogramos de la lucha grecorromana de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

“Esta medalla no me importa. Quería el oro. Este ha sido mi último combate. Quería el oro, así que para mí estas Olimpíadas han sido un fracaso”, declaró el ex bicampeón mundial y ganador de la medalla de plata en los Juegos de Atenas 2004.

Abrahamian fue derrotado en las semifinales por el eventual campeón, el italiano Andrea Minguzzi. Se enojó tanto con los jueces del combate que debió ser contenido para no abalanzárseles. Luego se retiró sin dirigirse a la prensa y sacudió tan fuerte la puerta del vestuario que hizo remecer una pared.

También consideró no participar en la ceremonia, pero sus amigos lo convencieron de lo contrario y estuvo en el podio.

El juez del equipo sueco, Leo Myllar, tuvo palabras fuertes contra el trabajo de los otros oficiales. “Es pura política, es pura corrupción”, expresó.

Tras recibir la medalla de bronce, el enfadado Abrahamian la dejó en el centro del círculo de combate, antes de irse levantando el puño. Tras el incidente, la medalla fue devuelta a los sorprendidos organizadores del certamen olímpico.

Publicidad:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s