Táchira cierra con empate un torneo para la historia

Con un empate a dos goles en Puerto Ordaz ante Mineros de Guayana el carrusel aurinegro cerró el histórico  torneo clausura 2008, en el que además de obtener el campeonato, implantó varios records.

Maldonado alineó un equipo con jugadores que no han sido habituales  en los anteriores encuentros del torneo, tomando previsiones para el primer partido de la final a disputarse el próximo miércoles en Caracas.

Después de un comienzo incierto, donde ambos equipos concentraron su juego en la mitad de la cancha, el partido fue tomando calor y aparecieron las llegadas a los arcos custodiados por Rivas y Valdés. A los 23 minutos, Acuña empalmó un centro lanzado desde la derecha, y con un disparo potente venció a Valdés para anotar el primer gol de la tarde.

Táchira reaccionó, y comenzó a inquietar al cuadro local. A los 33 minutos, un tiro de esquina que fue cabeceado en primera instancia por Daniel Benítez encontró solo al “Burrito” Arias en el segundo palo, quien volvió a rematar de cabeza, pero el portero alcanzó a reaccionar sacando la pelota casi desde dentro del arco, para que apareciera el “goleador vinotinto”, Ruberth Morán,  y recogiera el rebote para anotar el empate transitorio.

Tres minutos después de gol de Morán, Mineros volvió a adelantarse en el marcador, un disparo lejano de Cenci, se desvió en un defensor aurinegro para que la pelota tomara un efecto extraño y engañara a Valdés.

Segunda parte aurinegra
Para los últimos cuarenta y cinco minutos, Maldonado hizo un par de variantes que le cambiaron el rumbo al partido. Ingresaron Habynson Escobar y Marlon Fernández por Anderson Arias y Darwin Valbuena, por lo que Ynmer González pasó a ser el lateral derecho y Marlon tomó el puesto de “la pantera” en el mediocampo.

Las ocasiones de gol aparecieron una tras otra para los aurinegros. Yeferson Velasco, Marlon Fernández, y Habynson Escobar estuvieron a punto de lograr el empate, pero en algunas ocasiones la mala puntería y en otras la buenas actuación de Rivas, se lo impidieron.

A los 68 minutos llegó el gol de la justicia, un tiro de esquina cobrado desde la izquierda por Marlon Fernández, fue peleado en el área, y el rebote quedó en los pies de Diego Guerrero, quien remató de zurda, colocado al palo lejano del portero, y la pelota llegó a las mallas para sentenciar el marcador.

Finalizando el encuentro, ocurrió otro hecho histórico, ingresó por Marlon Fernández el jovencito de 16 años, Laudemir Valera, quien se convierte en el jugador más joven en ponerse la camiseta aurinegra en un torneo oficial.

Trofeo para los aurinegros
Al final del encuentro, un dirigente de la FVF, junto a unos representantes de CANTV, entregaron la copa que acredita al Deportivo Táchira como campeón del torneo clausura 2008.

Los aurinegros lograron un rendimiento del 82%, perdiendo sólo 9 puntos de los 51 disputados, implantando de esa manera un record en dicho renglón, además de ser el equipo menos goleado del torneo y sacarle una ventaja de 6 puntos al segundo clasificado y de 10 al tercero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s